-re fle xión tras no cha da-

Bolivia-Peru2012 616

Gastón Mazza

La experiencia de los hombres en la tierra es dolorosa: les duele nacer, les duele crecer, les duele amar. Es mucha la oscuridad en la vida de los hombres, por eso cuando alguna luz, cuando alguna esfera brillante interrumpe la negrura, los hombres descubren esa sensación llamada esperanza, que viene en forma de niño que ríe, de amor que se encuentra, de tormenta que pasa.

A su vez, la experiencia de los hombres en la tierra es maravillosa: los maravilla el mar, los maravilla el sol, el vuelo de un ave, el color de una flor, el sueño que apenas se recuerda pero que se ha vivido intensamente.

Luchan, los hombres luchan, unos contra otros. A veces ganan los malos, a veces no. Entonces todo es canto y guitarra ¿para qué más? sí lo que quieren los hombres buenos es gritar, a los vientos de todos los países gritar:

¡que la vida es un tesoro sin cofre ni dueño!

¡que el campo es el paraíso y que los reyes no existen!

¡que el pecado es un invento del patrón!

¡que es necesario reinventarlo todo para salvar la tierra

y el corazón!

 

María Victoria Ponce

Anuncios

Acerca de mariavictoriaponce7

María Victoria Ponce nació en Azul, Provincia de Buenos Aires, Argentina, en el año 1987. Se graduó en Derecho en la Universidad Nacional de La Plata. Posteriormente cursó la carrera de Letras en la Universidad de Buenos Aires, y participó del taller de escritura que dirige el escritor Alberto Laiseca. Sus textos y cuentos han sido publicados en revistas culturales y medios digitales de Buenos Aires, como Revista El otro, Cosecha Roja y Plaza de Mayo, ha participado en diversos ciclos de poesía, lectura y arte. Durante el año 2014 junto al músico Josué Geredus, y a la actriz Belén Orozco, creó la obra “La boca” con texto de su autoría. La misma fue presentada en bares y centros culturales de la ciudad. En junio de 2015 publicó su primer libro de cuentos "Cruzar la calle". Actualmente se encuentra trabajando en la edición de su primer libro de poemas “El balcón y el árbol”.
Esta entrada fue publicada en Relato y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s